26 No tengo paz ni tranquilidad;
no tengo descanso; sólo me vienen dificultades».