15 Pues Dios me creó tanto a mí como a mis siervos;
nos formó a ambos en el vientre.