3 ¿No es calamidad para los malvados
y desgracia para quienes hacen el mal?