18 Ten cuidado, o la riqueza podrá seducirte;
No dejes que el soborno te haga pecar.