26 »Mira, Dios es más grande de lo que podemos comprender;
sus años no se pueden contar.