33 El trueno declara su presencia;
la tormenta anuncia su enojo indignado.