16 por fin los pobres tienen esperanza
y las fauces de los malvados son cerradas.