27 Si decidiera olvidar mis quejas,
abandonar mi cara triste y alegrarme,