34 Ese mediador podría hacer que Dios dejara de golpearme,
y ya no viviría aterrorizado de su castigo.