21 No temas, pueblo mío.
Alégrate ahora y regocíjate
porque el Señor
ha hecho grandes cosas.