29 Después, Josué y los israelitas se dirigieron hacia Libna y la atacaron.