28 Es cierto, vine del Padre al mundo y ahora dejaré el mundo y volveré al Padre.