54 Esa fue la segunda señal milagrosa que hizo Jesús en Galilea al volver de Judea.