7 Entonces el Señor
ardió de enojo contra los israelitas y los entregó en manos de los filisteos y los amonitas,