51 Se me destroza el corazón
por el destino de todas las mujeres de Jerusalén.