7 Pero no salgan de la entrada del tabernáculo
o morirán, porque ustedes fueron ungidos con el aceite de unción del Señor
». Entonces hicieron lo que Moisés les ordenó.