27 Entonces, Moisés puso todo esto en las manos de Aarón y sus hijos, y los levantó al Señor
como una ofrenda especial.