34 —¿Pero cómo podrá suceder esto? —le preguntó María al ángel—. Soy virgen.