49 Pues el Todopoderoso es santo
y ha hecho grandes cosas por mí.