55 Pues lo prometió a nuestros antepasados,
a Abraham y a sus descendientes para siempre.