48 Entonces Jesús le dijo: