28 Al oír eso la gente de la sinagoga se puso furiosa.