22 Al oír esto, el hombre puso cara larga y se fue triste porque tenía muchas posesiones.