24 Los discípulos quedaron asombrados de sus palabras. Pero Jesús volvió a decir: