3 Jesús le dijo al hombre con la mano deforme: