6 pero pronto las plantas se marchitaron bajo el calor del sol y, como no tenían raíces profundas, murieron.