15 Cuando la multitud vio a Jesús, todos se llenaron de asombro y corrieron a saludarlo.