31 Así que no tengan miedo; para Dios ustedes son más valiosos que toda una bandada de gorriones.