45 »Además el reino del cielo es como un comerciante en busca de perlas de primera calidad.