9 Mientras descendían de la montaña, Jesús les ordenó: