21 Cuando juran “por el templo”, no solo juran por el templo sino por Dios, quien vive allí.