2 «Arrepiéntanse de sus pecados y vuelvan a Dios, porque el reino del cielo está cerca
».