16 Todas las naciones del mundo quedarán maravilladas
de lo que el Señor
hará por ti.
Estarán avergonzadas
de su escaso poder.
Se cubrirán la boca, mudas de respeto y temor,
sordas a todo lo que las rodea.