11 ¡Oh Señor, te suplico que oigas mi oración! Escucha las oraciones de aquellos quienes nos deleitamos en darte honra. Te suplico que hoy me concedas éxito y hagas que el rey me dé su favor.
Pon en su corazón el deseo de ser bondadoso conmigo».
En esos días yo era el copero del rey.