38 El pueblo decide obedecer
Entonces el pueblo respondió: «En vista de todo esto,
hacemos una promesa solemne y la ponemos por escrito. En este documento sellado están los nombres de nuestros líderes, levitas y sacerdotes».