12 No dejes que ella sea como un bebé que nace muerto y que ya está en descomposición».