28 El sacerdote la sacrificará para purificar
a la persona culpable ante el Señor
, y la persona será perdonada.