4 Mientras tanto, los egipcios enterraban a todos sus primeros hijos varones, a los que el Señor
había matado la noche anterior. ¡Esa noche el Señor
derrotó a los dioses de Egipto, con grandes actos de juicio!