11 La casa de los perversos será destruida,
pero la humilde morada de los justos prosperará.