14 Los descarriados reciben su merecido;
la gente buena recibe su recompensa.