20 A los pobres hasta sus vecinos los desprecian,
mientras que a los ricos les sobran «amigos».