22 Si te propones hacer el mal, te perderás;
si te propones hacer el bien recibirás amor inagotable y fidelidad.