19 El camino de los perezosos está obstruido por espinas,
pero la senda de los íntegros es una carretera despejada.