21 La necedad alegra a los que les falta juicio;
la persona sensata permanece en el buen camino.