20 Los hijos sensatos traen alegría a su padre;
los hijos necios desprecian a su madre.