10 El nombre del Señor
es una fortaleza firme;
los justos corren a él y quedan a salvo.