12 La arrogancia va delante de la destrucción;
la humildad precede al honor.