23 El pobre ruega misericordia;
el rico responde con insultos.