25 Si castigas al burlón, los ingenuos aprenderán una lección;
si corriges al sabio, será aún más sabio.