6 La riqueza fruto de una lengua mentirosa
es una neblina que se esfuma y una trampa mortal.